FICHA TÉCNICA



Título obra Esto no es Romeo y Julieta

Autoría Creación colectiva

Dirección Creación colectiva

Grupos y Compañías Grupo Luna Avante

Elenco Antonio Salinas, Diana Fidelia, Marianella Villa, Micaela Gramajo, Bernardo Gamboa

Espacios teatrales La Capilla

Referencia Bruno Bert, "Ingenuidad riesgosa", en Tiempo Libre, 12 abril 2012, p. 17.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Ingenuidad riesgosa

Bruno Bert

Los que aman el teatro e inician una carrera en esa dirección, suelen sentirse fascinados por lo que permiten sus estructuras: allí el tiempo se quiebra, lo imposible se hace realizable, la identidad se vuelve maleable, podemos ser cualquiera, de cualquier tiempo, de cualquier género y en cualquier circunstancia. Nos atrevemos a las mayores aventuras, nos permitimos las más espantosas traiciones, podemos hacer el amor con nuestra madre, matar a nuestro padre y vivir la intensidad más inconcebible sabiendo en última instancia que con dar un paso al costado todo terminó y salimos indemnes. Se crea una realidad alterna de la que uno no desearía salir y la ilusión puede llegar a construir grupos que intentan al interior de su funcionamiento, reproducir lo que diariamente experimentan en la escena a través de los ensayos, los ejercicios, las improvisaciones...El tiempo de la utopía, en donde pensamos que la realidad es la nuestra y lo que está afuera una pesadilla a combatir a través del arte.

El tema da para mucho y cada generación lo vive con variaciones y matices, pero siempre viendo al teatro como una puerta hacia la verdad, que se intenta compartir como un pan privilegiado con los espectadores.

Esto viene a cuento con Esto no es Romeo y Julieta, creación colectiva del grupo Luna Avante que se presenta en La Capilla. Allí nos hacen subir al escenario y, sin ningún tipo de artilugio como escenografía, utilería o iluminación, cinco actores y actrices juegan al juego del teatro y sus lenguajes, cerrando, como en los sesentas/setentas, con una comunicación directa con el público, sirviéndole un vaso de vino, aceptando un abrazo, conversando con él como en un continuum del espacio ficcional por el que acabamos de atravesar. Tengo que reconocer que hace varias décadas que no veía una estructura de este tipo, que tanto solía conmoverme cuando andaba por los veintitantos y usaba el pelo hasta más allá de los hombros, un libro bajo el brazo y una militancia política en las suelas de mis sandalias y en la punta de la lengua. Pero hoy lo que me produjo no fue nostalgia, sino la sensación de una cierta ingenuidad un tanto peligrosa, que corre el riesgo de ser tomada como manipulación. Sin embargo, en la medida de mis propias y antiguas experiencias, creo que no se trata de eso pero que –ya que se juega abiertamente a las fronteras– sería interesante estimular no tanto el contacto individual y la emotividad catártica posterior, sino más bien un análisis colectivo de lo que se acaba de experimentar. Es decir, no tanto usar el poder (por bien intencionado y liberador que aparente ser) sino deconstruirlo con el espectador para descubrir juntos –ya que él también puede dar una parte y no solamente nosotros como artistas– qué significa todo eso, hacia dónde conduce, qué vigencia tiene, con que está relacionado, etcétera, etcétera.

Aquí pareciera innecesario hablar de un producto y su calidad. Sin embargo, de un producto se trata, que tiene nombre, horario y costo. Y aunque se trabaja sobre el vacío, queda en él lo fundamental que es el actor y sus recursos, más la dirección, aunque sea colectiva, como la autoría y las posibles variantes que el trabajo tenga en cada función, dentro de los carriles temporales y espaciales propuestos. Lo mejor que podemos decir es que resulta verosímil, siendo, esta una de las virtudes fundamentales del actor, siendo Antonio Salinas, Diana Fidelia, Marianella Villa, Micaela Gramajo y Bernardo Gamboa los implicados en la obra.

En definitiva, esto no es Romeo y Julieta, pero es teatro, una técnica, una ética, un compromiso y sus consecuencias. Seguramente será mucho más atractivo para la generación más joven, pero no sería baladí el análisis y las posibles y seguramente múltiples conclusiones que el trabajo puede provocar.

Esto no es Romeo y Julieta. Espectáculo del grupo Luna Avante. Teatro La Capilla, Madrid 13, Coyoacán, 3095-4077. Martes y miércoles, 20:00 horas. Locs. $120 general; $80 estudiantes, maestros y afiliados al Inapam. Adolescentes y adultos. (Sur).