FICHA TÉCNICA



Título obra Una temporada en la tierra o ¿Quién dijo que Dios dijo?

Autoría Jesús Díaz

Dirección Jesús Díaz

Elenco Ermis Cruz

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "Una temporada en la tierra o ¿Quién dijo que Dios dijo? . Atisbo de algo muy sabroso", en Tiempo Libre, 31 marzo 2011, p. 20.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Una temporada en la tierra o ¿Quién dijo que Dios dijo?
Atisbo de algo muy sabroso

Bruno Bert

Jesús Díaz es un creador de características peculiares, a medio camino del lenguaje del cabaret y el clown. Una especie de Karl Valentín a la mexicana que tiene un muy especial grupo llamado Orquesta Lavadero y monta además espectáculos con textos propios y ajenos. Ahora, como autor y director, ha puesto en escena Una temporada en la tierra o ¿Quién dijo que Dios dijo?, que se está presentando en La Gruta.

El unipersonal –a cargo de Ermis Cruz como actor– se basa en algunos textos de Mark Twain, ese gran escritor norteamericano del siglo XIX que todos conocemos por haber leído en la infancia Las aventuras de Tom Sawyer. Aquí el texto de origen tiene por nombre Cartas desde la tierra y narra las conversaciones entre los arcángeles Luzbel (es decir, el que luego sería el diablo), Gabriel y Miguel. Derivando más tarde, a través de las aportaciones de Díaz, en un monólogo desencantado sobre Dios, los hombres, el destino, las injusticias y el sinsentido de la existencia tal como la conocemos. Aquí habría que hacer algunas precisiones.

Mark Twain tuvo una vida azarosa y al final de la misma, una serie de desgracias personales lo amargaron por completo. Así, unido eso a sus preocupaciones sociales, da corno resultado textos desilusionados y algo de esa carga propia del siglo de nuestros bisabuelos, que hoy puede incluso tildársele como de un tanto ingenuo. Como es habitual en el arte, aquello que fue prohibido en su momento, 100 años después está absolutamente lavado en su poder erosivo. Algo así pasa con estas reflexiones teatrales.

Como casi siempre en sus trabajos, el comienzo es rico en imágenes, en proposiciones e incluso en un cierto humor entre ácido y absurdo. Pero luego todo se va aquietando, incluso el actor, que termina sentado frente a nosotros, que por supuesto también lo estamos, y en perorata filosófica. Un empeño que nos recuerda que "actor" es un término que viene de "acción": del que hace cosas, que ya para quietos tenemos bastante corí el público. Afortunadamente Ermis Cruz es un intérprete joven y hábil, y entre su capacidad y seguramente las indicaciones de dirección, logra hacer ameno lo que corría el riesgo de volverse tedioso.

La escueta propuesta espacial es de Iker Vicente, artista plástico tan poco convencional como Jesús Díaz y de su misma generación, que se vale de elementos básicos para plantearnos un ámbito de transición, una "puerta", que tiene a la vez de escenario, de cabaret y de paso al cielo modesto de los arcángeles dialogadores. Correcto.

Creo que todo puede ser una cuestión de modestia por parte del equipo, cuando seguramente en teatro, sobre todo en los espectáculos y sus derivados, es la desmesura la que juega e impone con una materia que por definición debe superar las reglas de la cotidianidad. La verdadera modestia en teatro sería la absorción de lo superlativo, sin perder nada de su densidad aunque se muestre en unas pocas líneas esenciales. En definitiva, el trabajo da atisbos de algo muy sabroso, muestra aristas que nos hacen intuir mucha mayor contundencia y se queda finalmente en un planteo muy sobrio, demasiado teórico y con una ingenuidad que no abona hacia un cierto kitsch como estilo, sino a un replegarse antes del impacto que nos dejaría tal vez asombrados y satisfechos.

UNA TEMPORADA EN LA TIERRA O ¿QUIÉN DIJO QUE DIOS DIJO? Autor y director Jesús Díaz. Con Ermis Cruz. Foro La Gruta, Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn (MB Altavista), 4155-0900. Domingo, 18:00 horas. Loc. $150. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 70 mins. Estacionamiento. (Sur)