FICHA TÉCNICA



Título obra Ella

Autoría Susana Torres Molina

Dirección David Jiménez

Elenco Aldo Gonzále, Antón Araiza

Espacios teatrales La Madriguera

Referencia Bruno Bert, "Ella. Ventana al teatro joven", en Tiempo Libre, 10 septiembre 2009, p. 41.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Ella
Ventana al teatro joven

Bruno Bert

Susana Torres Molina es una creadora argentina, sobre todo dramaturga y directora de obras propias y ajenas, que ocupa un lugar preferente en el teatro de su país desde hace treinta años. Naturalmente es polémica, pero su actividad es permanente y abundante, abarcando incluso campos como la investigación e interviniendo no sólo en teatro, sino también en cine, televisión y radio. Ahora, en el foro de La Madriguera, un pequeño espacio independiente dirigido por Alberto Villarreal, el grupo Alveolo Teatro acaba de estrenar de esta escritora Ella, bajo la dirección de David. Jiménez Sánchez.

El texto es breve, propuesto como un diálogo muy conciso entre dos actores, con prescindencia de acciones predeterminadas y manejado media agua entre el thriller aquellos diálogos/monólogos que tanto fascinaran Marguerite Duras cuando e apogeo de la "nueva ola" época justamente de comienzo de los trabajos de Susana Torres Molina.

El tema es "ella", es decir la amante común, una mujer casada que al parecer se relaciona con ambos, personaje que no se conocían previamente, provocando tanto pasión como celos. Los dos investigan, preguntan, suponer y la imagen, al parecer también descocida, del marido, se interpone con Arecuencia. El final es sorpresivo, pero cabe perfectamente dentro de los esquemas propuestos y nos deja un sabor agridulce, como si la autora hubiera puesto más habilidad que sustancia.

El espacio donde las cosas suceden es más en la cabeza de los personajes que en un ámbito físico determinado, ya que lo que prima son los pensamientos y el acoso. Así, el director puede ubicar a los personajes en la habitación de esa casona, rodeados de público a muy breve distancia, sin construcción o adecuación escenográfica alguna. Incluso sin cámara negra, jugando con los valores de realidad/ficción, a veces con acierto y en otras con cierto chirrido de bisagras entre esos dos territorios fundamentales donde se da el convivio teatral. Hay un cierto aire de experimentación que contiene algunas pistas de inexperiencia por parte de Jiménez Sánchez. Así, no habiendo acciones concretas sobre lo cotidiano, el director propone a los actores un combate y recurre al uso de dos cubetas, dos banquitos y dos pelotas corno de tenis, entretejiendo movimientos/acciones que se construyen en el plano de lo simbólico (la competencia entre ambos), pero sin sobrepasar el valor de esa primera idea correcta, admitiendo en definitiva una cierta ilustración en la linealidad entre competencia amorosa y combate físico con sus implementos realistas, aunque explorados de manera sólo semi convencional. Podría volar, construyendo sobre esa primera idea correcta, y los objetos tomar cualquier otro valor, ser cualquier otra cosa posible de escribir en el espacio una analogía poética. Eso permitiría extender el tejido de significaciones, ampliar el discurso, hacer más interesante el espectáculo.

Los actores –Antón Araiza y Aldo González– manejan de manera interesante un diálogo de consistencia cotidiana, mientras realizan acciones entre deportivas y guerreras. Sobre todo aquel que hacia el final resultará de una doble identidad, que muestra una sólida capacidad corporal y vocal al servicio de lo expresivo. No conozco los antecedentes de ambos ni del director, pero parecen estar en un plano formativo/profesional con objetivos bastante claros y un atractivo nivel de desarrollo. El trabajo es coherente y con preguntas, pero sobre todo sugiere posibilidades para el futuro y eso es esencial, especialmente presentándose en un foro de carácter alternativo como éste.

En definitiva, Ella es como una pequeña ventana hacia un teatro joven e independiente en proceso de consolidación. Allí parecen estar sus mayores valores.

ELLA, de Susana Torres Molina. Dir. David Jiménez. Con Aldo González y Antón Araiza. La Madriguera, Alvaro Obregón 291-B, Roma, 5207-0661. Miércoles, 20:30 horas. Loc. $120; descuento del 50% a estudiantes y maestros. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 60 min. (Centro)