FICHA TÉCNICA



Título obra Sigue la tormenta

Autoría Enzo Cormann

Dirección Antonio Algarra

Elenco Miguel Flores, Claudio Lafarga

Escenografía Arturo Nava

Espacios teatrales Teatro Casa de la Paz

Referencia Bruno Bert, "Sigue la tormenta. El holocausto a escena", en Tiempo Libre, 28 mayo 2009, p. 55.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Sigue la tormenta
El holocausto a escena

Bruno Bert

Seguramente muchos recordarán aquella interesante película de J. Pakula, del 82 (La decisión de Sophia), donde una madre debía elegir a uno de sus dos hijos para salvar al otro a la entrada de un campo de concentración. Ahora se ha estrenado, en Casa de la Paz, un material de Enzo Cormann bajo el nombre de Sigue la tormenta, con la dirección de Antonio Algarra, que maneja un tema bastante similar.

Este autor, de origen francés (1953), parece destacar en la cartelera gala desde hace bastante tiempo, y la obra en cuestión ha sido estrenada también en otros países con cierto revuelo. Muestra, en una estructura absolutamente naturalista, a dos únicos personajes en una aislada casa en la campiña francesa en los últimos años del siglo pasado, donde reside un otrora famoso actor que, posiblemente en el momento estelar de su carrera, abandona todo sin mayores explicaciones y se refugia aquí. Ahora, muchos años después, un joven director se acerca tratando de convencerlo de aceptar el papel del Rey Lear en un próximo montaje suyo. Se da una convivencia, y a través de ella nos enteramos que el exiliado intérprete pasó por un campo de concentración siendo muy joven y ha debido hacer una elección como aquella del filme, en este caso entre él y sus padres. Y esto se vincula a su capacidad como actor –aun en aquellas obras mostradas en situaciones límites en el campo de Terezín– y a la admiración complaciente que estos trabajos provocaron en un jefe nazi que sobrevivirá a la guerra para reencontrarse curiosamente con el artista, provocando en él una profunda crisis ética y de identidad.

Acompañando esta anécdota, existe una serie de caminos trazados hacia temas complementarios que abonan el interés en el material, pero también acusan una frondosidad textual casi más propicia para una novela que para una obra de teatro. Aquí es el director el que echa mano al oficio para proponer algunas acciones escénicas –incluso una evocación de la famosa tormenta de Lear, transpuesta a lo contemporáneo– y dinamizar lo que a veces amenaza en convertirse en abstractas disquisiciones sobre el hombre, el holocausto, el teatro, la culpa y tantos otros tópicos no siempre muy ágiles al ser arrojados sobre el escenario. Tal vez, lo que ayuda, además de los recursos de la dirección y la atractiva escenografía de Arturo Nava, es el trabajo de Miguel Flores, un actor muy experimentado, capaz de capotear desafíos como éste. Le acompaña Claudio Lafarga, seguramente con menos tablas pero con un fuerte empeño, que permite mantener en un juego equilibrado la acción entre los dos personajes.

No deja de llamar la atención el regreso del tema del holocausto a la cartelera, donde ya en esta temporada hemos tenido oportunidad de verlo dentro de otros contextos. Sin embargo la importancia de aquel suceso y el hecho de no constituir un tema único dentro de la obra, hará seguramente que el material sea visto con interés por nuestro público, en lo que va siendo un renacimiento de la presencia del Teatro Casa de la Paz, tan importante en otras épocas y tan abandonado a su suerte en loS últimos tiempos. Ahora su director es nuevamente Jaime Chabaud y la oferta cultural del espacio se vuelve múltiple y atractiva.

SIGUE LA TORMENTA, de Enzo Cormann. Dir. Antonio Algarra. Con Miguel Flores y Claudio Lafragua. Teatro Casa de la Paz, Cozumel 33, Roma (Metro Sevilla), 5286-5315. Viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Loc. $150 general, $75 universitarios. Adolescentes y adultos. (Centro)