FICHA TÉCNICA



Título obra Los lobos

Autoría Luis Agustoni

Dirección Héctor Bonilla

Elenco Con Pedro Armendáriz, Roberto D'Amico, Jesús Ochoa, Rafael Sánchez Navarro, Víctor Trujillo

Espacios teatrales Teatro Libanés

Referencia Bruno Bert, "Los lobos. Repite lo viejo con envidiable verosimilitud", en Tiempo Libre,14 mayo 2009, p. 38.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Los lobos
Repite lo viejo con envidiable verosimilitud

Bruno Bert

El teatro comercial contemporáneo ha evolucionado de las comedietas de engaño a la incorporación de una cierta exigencia de sentido. Es decir, manteniendo una estructura más o menos convencional, lineal y comprensible para todo público, narra historias un poco más sólidas y más vinculadas con la realidad de su tiempo. Ejemplo de esto es la obra que se presenta en el Teatro Libanés: Los lobos, de Luis Agustoni.

Se trata de un dramaturgo argentino y la obra, originariante al menos, planteaba un problema de corrupción en las altas esferas del gobierno de ese país, basándose en hechos reales acaecidos en los años cuarenta, poco antes del gobierno de Perón, con la compra fraudulenta de unos terrenos en donde quedaba involucrado el ejército, algunos representantes de las cámaras y el propio gobierno. Aquí, Héctor Bonilla, responsable además de la dirección, hace una adaptación del texto al lenguaje y la realidad mexicana estrictamente de nuestros días. Le queda muy bien, al extremo que nadie sentiría desfase alguno ni en lo que se narra ni en la forma de hacerlo.

La anécdota reúne en el sótano de un edificio partidario a un grupo de invitados que escapan de una fiesta de aniversario de esa organización política para discutir en privado cómo comparar o neutralizar a tino de ellos, que hace parte de una comisión investigadora sobre específicos actos fraudulentos del pasado reciente. Allí quedan representados los tres partidos principales de México, las cámaras de diputados y senadores más el ejército y un subsecretario en ejercicio. El panorama es completo.

Entonces, se trata de un thriller político que no dice nada nuevo, pero que repite lo viejo con envidiable verosimilitud, basado en la experiencia de Bonilla para la ágil dirección de espectáculos de este formato; en la calidad formal del texto, y sobre todo en el experimentado plantel de actores, de ésos que el público aplaude cuando van entrando, aun antes de su actuación y corno explícita señal de admiración personal.

Ellos son Pedro Armendáriz, Roberto D'Amico, Jesús Ochoa, Rafael Sánchez Navarro y Víctor Trujillo. El peso de los roles está muy bien repartido y todos tienen una proporcional posibilidad de mostrar sus habilidades escénicas, aunque sea D'Amico el que mayormente conduce la acción en un complejo papel de intermediador del gobierno, muy comprometido con la estafa.

El público –sala llena, podríamos decir– responde muy complacido a las peripecias de la trama y a la capacidad de los actores para 'manejar tan turbios enjuagues en un tono muy cercano a la comedia. Y es que el autor ha decidido mostrar la realidad de una manera cruda, pero apelando a la gracia. De hecho, no solamente abundan las risas por momentos cómicos y retruécanos graciosos, sino que en definitiva se termina apostando al futuro con cierta esperanza hacia los políticos jóvenes de izquierda frente al pantano global que se muestra. Una postura que tal vez no se integra demasiado con la realidad, ni argentina ni mexicana, mucho más cruda y con menos alternativas para la fauna política tradicional, pero que seguramente, congruente con el tono, deja un cierto respiro a los espectadores con un castigo a los corruptos y un final no rosado, pero sí con posibilidades en el horizonte. Ei material, sin intermedios que corten la eficacia de esta cabalgata, se ve de un tirón, con agrado, sin otra exigencia que una noche ligera de teatro donde se hable de algo más que de cuernos y fantasías sexuales.

LOS LOBOS, de Luis Agustoni. Dir. Héctor Bonilla. Con Pedro Armendáriz, Roberto D'Amico, Jesús Ochoa, Rafael Sánchez Navarro y Víctor Trujillo. Teatro Libanés, Barranca del Muerto s/n, Florida, 5662-8178. Viernes, 20:30; sábado, 18:30 y 20:30; domingo, 18:00 y 20:00 horas. Locs. $400 y $350. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 100 mins. Acomodador de coches. (Sur)