FICHA TÉCNICA



Título obra Autocensura

Autoría Juan Carlos Vives

Dirección Juan Carlos Vives

Elenco Micaela Gramajo, Erwin Veytia, Violeta Sarmiento, Américo del Río

Espacios teatrales Teatro La Capilla

Referencia Bruno Bert, "Autocensura. Descuido formal de la puesta", en Tiempo Libre, 11 septiembre 2008, p. 46.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Autocensura
Descuido formal de la puesta

Bruno Bert

En La Capilla, un espacio sobre todo frecuentado por grupos alternativos, se está presentando Autocensura, material escrito y dirigido por Juan Carlos Vives.

Viéndolo, recordamos que no siempre un autor resulta tan hábil montando su material como al momento de escribirlo. Hay en nuestro medio algunos casos muy visibles de esto, donde sin embargo el escritor insiste una y otra vez en ser él quien lleve a escena sus textos aunque éstos resulten "frenados" por su poca habilidad como puentista. En este caso sucede algo así, aunque es prematuro generalizar sobre las capacidades de Juan Carlos Vives, que ha demostrado ser un excelente autor y un dramaturgo consistente y habilidoso.

Autocensura es como un experimento en el plano dramatúrgico, donde la vida de cuatro individuos –dos hombre y dos mujeres– se arman y rearman, retrocediendo y avanzando como si fuera un juego de video, a partir de ciertos puntos de inflexión marcados por una crisis. En un momento determinado perdemos la estructura base y ya no sabemos qué es lo real, que lo negado, lo fantaseado o lo autocensurado, ya sea en el plano de la realidad o de la fantasía. Lo que se juega son sus relaciones y afectos: han estado casados, primero con uno, luego con otro; han tenido hijos, también con uno y el otro, o en definitiva todo es una nube de intenciones, miedos, atrevimientos, pequeñas traiciones, sueños... es interesante ver cómo Vives se apasiona por un experimentos formal que tiene como base la cotidianidad, los pequeños eventos que forman la vida de cualquier individuo. Una materia a la vez deleznable e imprecindible que vemos, manipulada por el autor, como el lugar de donde proceden esencialmente nuestras cobardías.

Este material propositivo el director lo trabaja casi en abstracto. Es decir, utiliza a los actores como números en un plano vacío, sin escenografía alguna, con apenas un par de sillas y dos tonterpias más, haciendo pruebas: si sumamos hasta aquí da... si ahora restamos vemos... si tachamos... si dividimos entonces resulta... y así, el juego es interesante pero termina por volverse monótono, porque los actores son sujetos conscientes del experimento que discuten entre sí, en qué punto del juego se está de ese laboratorio propuesto por el autor y asumido secundariamente por el director, casi como un asistente del primero. Falta la voz de un director creativo y de cuatro autor también comprometidos consigo mismos y no sólo dispuestos a todo en función del texto y sus vericuetos.

Esto no dice nada en contrario de su calidad interpretativa. Ellos son Micaela Grama, Erwin Veytia, Violeta Sarmiento y Américo del Río, interesantes, pero apenas aprovechados en su superficie. Los personajes bien podrían llamarse con un número en lugar de nombre (que lo tienen, por cierto) ya que el juego no está basado en ellos y su desempeño, sino en el sucederse de las demostraciones, en la intención de los enunciados, en las preocupaciones formales del director a partir de un tema determinado.

Entonces, a ese aire un tanto escolar que casi siempre tiene el foto de La Capilla debido a sus precarias características físicas (techos muy bajos, falta de descargas laterales, etcétera) se suma un descuido formal de la puesta y un quedarse en las afueras en el tratamiento de los actores y sus posibilidades de crear mundos. Eso es lo que me hace pensar que tal vez el material textual ganaría en manos de otro que no sea su autor. De alguien capaz, claro, pero eso es un requisito necesario para cualquier puesta en escena.

AUTOCENSURA. Autor y director Juan Carlos Vives. Con Micaela Gramajo, Violeta Sarmiento, Américo del Río y Erwin Veytia. Teatro La Capilla, Madrid 13, Coyoacán, 3095-477. Lunes, 20:00 horas. Loc. $120. adolescentes y adultos. duración aproximada 80 mins. (Sur)