FICHA TÉCNICA



Título obra Encuentro de claridades

Autoría Sandra Félix

Notas de autoría Basado en El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida de Philippe Delerm y Jugo de naranjas de Carmen Villoro

Dirección Sandra Félix

Elenco Mauricio García Lozano y Úrsula Pruneda

Escenografía Philippe Amand

Iluminación Philippe Amand

Espacios teatrales Foro Sor Juana Inés de la Cruz

Referencia Bruno Bert, "Encuentro de claridades. Buen sabor de boca", en Tiempo Libre, 4 septiembre 2008, p. 48.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Encuentro de claridades
Buen sabor de boca

Bruno Bert

Creo que donde mejor se siente Sandra Félix es dirigiendo un teatro de carácter íntimo, en el que pueda crear y recrear climas y matices en un muy cercano trabajar con los actores y el mundo que suele generar su escenógrafo (y esposo) Philippe Amand. Ahora, con estas condiciones, acaba de estrenar Encuentro de claridades, material que nace de dos obras literarias: El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida, del francés Philippe Delerm (1950) y jugo de naranjas de la poeta mexicana Carmen Villoro (1958).

La anécdota nos plantea la separación de una pareja –franco-mexicana, para ser coherentes con los autores originales–: ella viaja de regreso a México y en su deambular sube a la Torre Latinoamericana; mientras el otro vaga por el centro de París, se encarama a la Torre Eiffel o se exilia temporalmente a la provincia, en casa de sus padres. Todo tiene un aire ácido tristón, con la música, las canciones y aun la imagen de Jacques Brel recorriendo el espectáculo. Claro que no falta ni el humor ni la ironía, pero siempre asordinado, dejando en los primeros planos el espacio de la emoción y la nostalgia sobre un fondo de elementos y acciones cotidianas.

Amand traza un espacio minimalista, casi abstracto. En este pequeño cubo en el que faltan dos paredes jugamos permanentemente el adentro-afuera, tanto geográfico como emotivo, tan característico de las escenografías de este creador. Pero es la iluminación –del propio Amand– la que literalmente tiñe los ámbitos blancos de los muros con un valor estético muy presente en la cultura francesa de los sesenta y setenta, en correspondencia con influencias climáticas como la literatura (ya un poco tardía entonces) de Sagán y Marguerite Duras, del propio Brel, muerto en 1978, o los varios exponentes de la Nouvelle Vague que llegaron a filmar en color o jugaron con aquella infinita gama de grises equivalentes. Detrás parecieran habitar varios filmes de esa época y escuela, en los que el tema de la pareja, la cotidianidad y la tristeza (y, sin embargo, un cierto optimismo vital) estaban permanentemente presentes.

Sin duda es capaz de atraparnos, con una especie de ronroneo tibio donde el hombre déscubre el valor de la soledad, pero también el del amor, del otro, la importancia de lo simple, de la capacidad de sobrevivir al dolor para renacer, recordar y volver a vivir, sea con la misma o con otra pareja. En esto importan mucho los actores, aquí apenas dos, pero de gran solvencia, ya que se trata de Úrsula Pruneda y Mauricio García Lozano, aunados a una dirección de la que ya hemos destacado su particular habilidad para lograr un muy interesante juego de medios tonos de los actores.

Sin embargo, no todo es elogio y hay algún que otro punto un tanto opaco. El principal es un cierto regodeo literario, un cierto redundar con el lenguaje, sus habilidades, sus ecos y recovecos. No hacia cultismos alambicados, por el contrario, hacia un manejo casi cotidiano pero frecuentemente complaciente, como los buenos conversadores que terminan escuchándose a sí mismos y los excelentes escritores de cartas en los que descubrimos a la postre que el destinatario es el propio autor encantado de su escritura. Esa complacencia se extiende también a lo climático, con reiteraciones de color en la paleta del director, lo que lleva a pensar que quince minutos menos no estarían mal. No porque la obra sea larga, sino que por momentos se encanta con su regusto.

De todas maneras, es un buen trabajo, que deja un buen sabor de boca y tema para hablar largo y tendido, tras el espectáculo, con quien nos acompañe.

ENCUENTRO DE CLARIDADES. Dir. Sandra Félix. Con Mauricio García Lozano y Ürsula Pruneda. Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000, 5622-7160. Jueves a sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Locs. $100 general; $50 con credencial de la UNAM y afiliados al Inapam. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 80 mins. Estacionamiento. (Sur)