FICHA TÉCNICA



Título obra Benito antes de Juárez

Autoría Edgar Chías

Dirección Esteban Castellanos

Elenco Esteban Castellanos, Guillermina Campuzano

Espacios teatrales Foro de las Artes

Referencia Bruno Bert, "Benito antes de Juárez. Palabras rodando al pie de la estatuas", en Tiempo Libre, 3 julio 2008, p. 33.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Benito antes de Juárez
Palabras rodando al pie de las estatuas

Bruno Bert

Un personaje histórico se lo puede transformar en estatua; pero al cabo de los años, rescatar lo que de humano había en su origen en la figura, es una tarea generalmente poco fértil. Porque las funciones son otras y los bronces son dorados y rígidos, no por casualidad, sino por elección. Y todo esto a consecuencia de un estreno teatral: Benito antes de Juárez, el texto de Edgar Chías que se encuentra ahora en temporada en el Foro de las Artes del CNA.

A veces me asombro por la abundancia y versatilidad de la escritura de este dramaturgo mexicano, a quien podemos ubicar entre los mejores de su generación. Este material constituye otro sesgo particular, que aunque resulta ideológicamente interesante, no lo es tanto desde el punto de vista artístico. Hay un contenido didáctico que intenta revelar a un individuo su proceso formativo, incorporando naturalmente sus condiciones, pero en última instancia alumbrando el camino recorrido hacia un destino que conocemos de antemano como glorioso. Tal vez lo más trascendente es la idea que desarrolla en relación a que su importancia y vigencia ya no depende –y esto desde el momento mismo de su muerte– de él, sino del público/población, que estando vivo y en el presente histórico, puede dinamizar lo esencial de sus ideas o conformarse con la utilización rutinaria de sus principios por parte del poder. Es decir, devolver al pueblo la sustancia viva del pensamiento de Juárez, para que lo utilice en la construcción del futuro.

Sin embargo todo lo que estamos hablando hace parte de un sistema de ideas. Lo que vemos en el escenario, en cambio, constituye un organismo teatral, mucho más proclive a necesitar de otros principios. Y esto a pesar de los esfuerzos de Esteban Castellanos en el plano tanto de la dirección escénica como en la encarnación misma del prócer. Aquí, el director casi prescinde de un espació realista, y sobre un piso ajedrezado, juega, con excelente apoyo de iluminación –César Piña–, un clima sonoro muy propicio –Rodolfo Sánchez Alvarado– y una actriz de calidad como Guillermina Campuzano.

Pero sigue siendo un espacio de especulaciones teóricas, con un intento de relación directa con el público (no siempre lograda) y algunas imágenes más o menos atractivas sustentando el discurso. Palabras, muchas palabras rodando al pie de las estatuas.

Creo que todos trabajan con mucha solvencia: autor, director, actores y demás componentes del equipo, pero el material teatral se endurece a pesar de las intenciones y tiende con frecuencia a fraguar en una especie de apología que constantemente lucha contra sí misma. Mientras observaba se me escapaba la pregunta de si a los "dioses" no hay que mencionarlos por ausencia, porque, una vez convocados y en directo, sólo se los puede ratificar o demoler. Así, el buen trabajo de los actores y las mejores intenciones de todo el mundo, no terminan de alejar de nosotros la pesadez broncínea de cuadros como dispuestos para el altar de los héroes, con su buena parte de "audacia", pero no más de la tolerada para llegar a buen puerto.

En fin, recordaba que a Mussolini sus padres le pusieron igual nombre –al nacer, claro y no cuando era el "duce"– porque admiraban al que fusiló a Maximiliano, hermano del emperador austríaco que había también sometido a los propios italianos... ciertamente, hay muchos caminos para partir o llegar a Benito, y al menos a mi entender, éste no resulta propicio, aunque sin duda contenga una innegable honestidad.

BENITO ANTES DE JUÁREZ, de Edgar Chías. Dir. Esteban Castellanos. Con Esteban Castellanos y Guillermina Campuzano. Foro de las Artes, Centro Nacional de las Artes, Tlalpan y Río Churubusco, Country Club (Metro General Anaya), 4155-0000. Jueves, y viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Loca $120; descuento de 50% a estudiantes, maestros y afiliados al Inapam. Adolescentes y adultos. Duración aproximada. 50 mins. Estacionamiento. (Sur)