FICHA TÉCNICA



Título obra Siberia

Autoría David Olguín

Dirección David Olguín

Elenco Laura Almela, Mariana Giménez, Juan Carlos Vives

Espacios teatrales Teatro El Milagro

Referencia Bruno Bert, "Siberia. Más contundente en su escritura textual", en Tiempo Libre, 29 mayo 2008, p. 39.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Siberia
Más contundente en su escritura textual
“...algo así como una investigación metafísica."

Bruno Bert

La dramaturgia de David Olguín suele tener características de laberinto. De ese tipo que tanto gustaba a Borges por los ecos y raíces que contiene, cargado de referentes, de trampas y de historia. El montaje del que hablaremos, con el que inaugura el teatro El Milagro, no escapa a esa característica. Me refiero a Siberia, texto que no sólo le pertenece sino al que también asume como director.

Imagino que tal vez la siembra de muertos que se da constantemente en las calles del país desde hace años, de manera absurda y reiterada, puede haber estado en la base de sugestión que creó la obra. Y también, claro, un clásico de la literatura rusa: Crimen y castigo, de Fedor Dostoievski, con su torturada pregunta sobre el asesinato, la libertad y toda la ronda metafísica que lo rodea, incluyendo la punición, que también comienza con "p", haciendo referencia a una escena importante del trabajo.

La obra inicia de manera contundente: un hombre mata de un disparo a una puta, en una calle cualquiera, y luego le corta un dedo que guarda en formol. De allí, todo es una instigación para saber el porqué del crimen, entre cuatro personajes, que en realidad no son tantos si vamos al fondo asunto. "Matar por nada es la corona de espinas del espíritu contemporáneo, absurdo en su más depurada expresión", dice uno de ellos que aparece como "el demonio interior" y asume, desde ángulos distintos y complementarios, buena parte del divagar no sólo del asesino sino posiblemente también del propio Olguín. Porque tal vez uno de los factores más interesantes de la obra –que recibió en España el X Premio Internacional de Teatro de Autor– es la forma de mostrar literariamente la manera que adquiere el pensamiento en sus saltos y asociaciones cuando comienza a divagar, abandonando el rigor de un sistema y asumiendo lo errático de una mente que funciona como anegada de alcohol o confusión. Sea esto literal o analógico.

Cuatro excelentes actores asumen el trabajo: Rodrigo Espinosa, Mariana Giménez, Juan Carlos Vives y Laura Almela, con propuesta espacial de Gabriel Pascal, que marca con gran limpieza un adentro/afuera en su más amplio sentido, dividiendo el espacio longitudinalmente con un anuncio espectacular de un supuesto vodka lógicamente ruso, con su carga de frío, lejanía, muerte, castigo y todo lo demás.

Sin embargo, considero que Olguín es mucho más contundente en su escritura textual que escénica; es allí, en el mundo de la palabra y sus acrobacias de pensamiento, donde resulta mucho más complejo y sugestivo que en el espacio tridimensional del escenario. Así, en lo personal, sentí necesidad de leer el libreto –que generosamente me fue facilitado– a la salida del espectáculo. Lo que vemos, correcto sin duda, no alcanza a desafiarnos con sus imágenes como lo hace la lúdica construcción dramatúrgica, con sus puntos de descaro, su rápida asociación de niveles y una aparente simpleza de manejo que delata un arduo y elaborado desarrollo.

De todas maneras, resulta muy afortunado estrenar obra y espacio al mismo tiempo, y que además se complemente a una larga tradición de trabajo editorial de un grupo de artistas comprometidos tanto con nuestro teatro, como con una propuesta independiente que bien haría en prender como ejemplo de lo posible en un momento histórico de confusión y bajo nivel de productividad realmente creativa.

SIBERIA. Autor y director David Olguín. Con Laura Almela, Mariana Giménez y Juan Carlos Vives. Teatro El Milagro, Milán 24, Juárez, 55920031. Jueves y viernes, 21:00; sábado, 19:00 y 21:00; domingo, 18:00 horas. Locs. $200, $100, $50; jueves día del espectador $50. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 90 mins. (Centro)