FICHA TÉCNICA



Título obra Tom Pain

Autoría Will Eno

Dirección Alberto Villarreal Díaz

Elenco Gerardo Trejoluna

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "Tom Pain. Entre la fascinación y el rechazo", en Tiempo Libre, 27 marzo 2008, p. 31.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Tom Pain
Entre la fascinación y el rechazo

Bruno Bert

He visto varias direcciones escénicas de Alberto Villarreal, algunas con materiales dramatúrgicos propios y otras sobre textos ajenos, y me ha resultado especialmente interesante el manejo que hace de aquello que tiene origen en otros escritores. Ejemplo de ello fue De bestias, criaturas y perras, de Ortiz Monasterio, y ahora Tom Pain, unipersonal del escritor norteamericano Will Eno (65), que con esta obra fue finalista de un Pulitzer en el 2005.

Sabina Berman, en el programa de mano, comenta que Tom Pain suena como una abreviatura de Too much pain –demasiado dolor– o, tomando en cuenta su subtítulo, Too much pain about nothing: demasiado dolor causado por nada… o por la Nada. De todas maneras Tom Pain parece poder traducirse algo así como "Juan Sufrimiento", nombre que tomaría el único personaje existente, que monologará frente a nosotros por alrededor de una hora, con frecuentes interrelaciones verbales y de acciones con el público.

En lo personal me recordó a los personajes de Thomas Bernhard, Peter Hanke o incluso Elfriede Jelinek, autores todos de raíz germánica, pero con un pesimismo patológico tan cercano a la muerte como el de este Tom Pain, con un lenguaje cortado, agresivo, burlón y con ciertos tintes poéticos y de humor negro.

Y es justamente con este tipo de materiales –la obra de Ortiz Monasterio mencionada al principio es igualmente negra aunque en otro estilo– donde Villarreal parece manejarse a nivel de actores y espacio con especial habilidad. Aquí procedió a elegir a Gerardo Trejo Luna, un magnífico intérprete al que todos recordamos por variados trabajos entre los que destaca otro unipersonal que llevó por nombre Autoconfesión, y , al igual que con el otro material, se lanzó a crear un vacío espacial en donde sólo acompaña al personaje una gran barra de hielo. Un objeto sumamente contundente y estúpido a la vez, realista y capaz de asumir múltiples significaciones siempre desde un cierto nivel de riesgo.

Y allí tenemos a Tom Pain desgranando anécdotas que pueden ser al mismo tiempo terribles o intrascendentes en su cotidianeidad, al igual que su barra de hielo. Navegando el tiempo, acaballado a un frío metafísico absolutamente encarnado en ese bloque que se derrite mientras él lo monta y, manipula como si el frío interno/externo no lo quemara realmente.

Creo que el espectáculo tiene en realidad dos partes. La primera mitad donde hay sólo palabras, frío y actuación. Y esta es excelente. Y la segunda, donde los objetos se multiplican, el texto se vuelve cansado y un tanto reiterativo y el resultado, aun siendo bueno, empieza a resentirse y a verle apuntalado.

Mostrar al hombre contemporáneo en su helado coqueteo con el vacío, en su patético manotear la desesperanza, en sus tendencias al suicidio afectivo e intelectual, es no sólo difícil sino peligroso, y allí hay una frontera filosa como la que vemos en las pinturas de Bacon, por ejemplo, siempre entre la fascinación y el rechazo. Y así transcurre el espectáculo, hasta que finalmente el actor se va, dejando solo a un público que se desorienta y quiere recuperar la "normalidad" a través de la convención de un aplauso que termina marchito entre los dedos.

TOM PAIN, de Will Eno. Dir. Alberto Villarreal. Con Gerardo Trejoluna. Foro La Gruta, Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn (MB Altavista), 4155-0900. Lunes, 20:30 horas. Loc. $150. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 60 mins. Estacionamiento. (Sur)