FICHA TÉCNICA



Título obra Derviche

Autoría Ximena Escalante

Dirección Carlos Corona

Elenco Miguel Flores, Talía Marcela, Erika de la Llave, Héctor Holten, Miguel Conde

Espacios teatrales Sala Xavier Villaurrutia

Referencia Bruno Bert, "Derviche, cuentos sufis para incomodar a los convencionales", en Tiempo Libre, 18 octubre 2007, p. 36.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Derviche, cuentos sufis para incomodar a los convencionales
Aventura entre místico y filosófico

Bruno Bert

Los derviches son una fraternidad de mendicantes religiosos mahometanos extendida sobre todo en los países del cercano oriente. Ellos surgieron del movimiento sufí y pueden compararse a los faquires de los países árabes y con los monjes y frailes católicos. A su vez el sufismo es un antiguo pensamiento tradicional islámico que para algunos tiene un carácter místico y para otros se trata de un cuerpo de conocimientos morales. Idries Shah es un cuentista de origen afgano que reside desde hace mucho en Inglaterra y ha tomado y remozado antiguas narraciones de este origen dándoles un sabor occidental, publicándolas con el nombre de Cuentos de los derviches, y de allí Ximena Escalante eligió cuatro textos que adaptó para teatro bajo el nombre genérico de Derviche, cuentos sufis para incomodar a los convencionales. Y eso es lo que acabo de ver bajo la dirección de Carlos Corona en la sala Villaurrutia del INBA.

Lo primero que llama atractivamente la atención es el espacio: no se nos propone un universo compacto, sino un campo de sugestión a partir de un piso que puede evocar los laberintos que tan gustosamente mencionan los cuentos orientales, y una infinidad de lámparas que se prestan a sugerir una evocación de antorchas, factibles de ser resignificadas en estilizadas imágenes tanto contemporáneas como salidas de un cuento de Las mil y una noches. La propuesta es de Jorge Ballina y se complementa muy bien con el hecho de disponer a los actores a la vista, prontos a tomar este o aquel personaje, mientras manipulan los complejos arreos que bajan y suben estas luces como si del velamen de un barco se tratara.

En ese espacio de cuentos, despojado prácticamente de cualquier elemento material fuera de los mencionados, el vestuario de Jerildy Boch funciona como una breve escenografía móvil, marcando articulaciones, sugiriendo tiempos y circunstancias, sin ilustrar realmente, sino más bien instando a nuestra imaginación en casi todos los casos a completar lo ambiental derivado de la narración.

Entonces, la tarea de construcción narrativa se da sobre estas bases, en alianza entre las palabras de Ximena Escalante y la construcción escénica de Carlos Corona. Y allí se encadena, dentro del encanto ambiguo que existe entre una narración cargada de ingenuidad y la sugerencia de los sistemas de analogías, parábolas, apólogos y proverbios generalmente empleadas en las narraciones originales sufis. La aventura y el pensamiento entre místico y filosófico describiendo circunstancias y nexos entre el presente y aquellos cuentos de más de un milenio, con un cierre levemente optimista que aleja a la muerte con una sonrisa.

Miguel Flores asume el papel del derviche narrador, sólido y congruente como siempre, y Erika de la Llave se vuelve el eje fundamental a través de los distintos personajes convocados. Una actuación llena de matices que nos conduce con seguridad a través del meandro de historias donde la mujer juega un papel conflictivo y protagónico en el interés que genera en el público. Los acompañan Carlos Corona, sustituyendo temporalmente a Héctor Holten, Talía Marcela y Miguel Conde completando el elenco.

En definitiva, una obra atractiva, que tienen mucho más que ver con la narrativa contemporánea que con los cuentos sufis, salvando cierto aire de ambigüedad y moraleja, pero sin intenciones ni metafísicas ni moralinas visibles. Teatro y el placer de verlo.

DERVICHE, de Ximena Escalante. Dir. Carlos Corona. Con Miguel Flores, Talía Marcela, Erika de la Llave, Héctor Holten y Miguel Conde. Sala Xavier Villaurrutia, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte (Metro Auditorio), 5280-8771. Viernes, 20:00; sábado, 19:00; domingo, 18:00 horas. Loc. $150. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 110 mins. (Centro)