FICHA TÉCNICA



Título obra En el mismo barco

Autoría Lagartijas tiradas al sol

Dirección Lagartijas tiradas al sol

Elenco Gabino Rodríguez, Luisa Pardo, Jimena Ayala, Francisco Barreiro, Luis Rosales, Rocío Bengoa

Espacios teatrales Teatro La Capilla

Referencia Bruno Bert, "En el mismo barco. Fuerza creativa", en Tiempo Libre,6 septiembre 2007, p. 35.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

En el mismo barco
Fuerza creativa

Bruno Bert

El concepto de utopía se derrumbó en el ámbito social allá por los noventa y sólo dejó el vacío, a veces la añoranza y un gran desasosiego. Ya pasó hace mucho incluso la generación X, y la siguiente, que no recogió más que fragmentos y ruinas, la globalización de la desesperanza, y se pregunta aún qué hacer y cómo hacerlo. Sobre esto, en el espacio teatral, aparece un pequeño grupo llamado Lagartijas tiradas al sol, asociadas al nombre de Gabino Rodríguez, e intenta un teatro bien particular desde hace ya algunas temporadas. Ahora nos trae En el mismo barco, una obra al parecer de creación colectiva, que se está presentando en el foro La Capilla.

”Esto no es teatro. Es sólo un encuentro entre ustedes y nosotros", dicen en su programa de mano. Punto de partida significativo, porque rescata lo esencial del concepto de teatro que es lo convivencial, el fenómeno de compartancia del espacio/tiempo en vivo. Un lugar donde los hombres se encuentran para conjurar una transformación. Sólo que el teatro no está hecho para transformar a la sociedad, sino apenas si al teatro mismo en sus sistemas de estética y de lenguajes, y a los hombres que lo realizan. Será luego el público, en su hacer cotidiano, el que transformará al mundo... o no, claro. "Antes era más fácil... o eras comunista o eras capitalista; o eras hippie o eras conservador... ahora las cosas no nos gustan y queremos cambiarlas, pero no sabemos cómo, ni cuáles, ni por qué". Las palabras no son exactamente las mismas a pesar de las comillas, pero sí los conceptos que manejan. Y el entorno es una creación colectiva donde un grupo de jóvenes tiran fideos por los aires, hablan airadamente de sexo, usan videos de sí mismos en espacios reales y viven tormentas también reales de mares imaginarios, con un público de no más de 20 personas rodeándolos a muy cercana distancia. La sensación es la de un teatro estudiantil (esbozos técnicos y mucha pasión) con un formato que se aplicaba más o menos por los setenta... época en la que, curiosamente, ninguno de ellos había aún nacido. Lo que es significativo es el espíritu de la acción, la coherente insistencia de propósitos con un eje claramente humanista a lo largo de los últimos montajes, una presencia poética palpable, una cierta ingenuidad a medio camino entre el peligro de la obviedad y la opción deliberada, y un sentido lúdico que enlaza lo particular con lo grupal y esto con lo social con una proyección muy poco frecuente dentro de los artistas jóvenes. Es como si en ellos el sentido de la utopía –no su vieja forma política– latiera como un impulso necesitado de renacer bajo nuevas ropas.

El peligro pareciera el no transitar por ese espacio, sino quedarse instalado en él. El camino ya es posada decía Cervantes, pero es claro que en arte son los lenguajes los que definen la contundencia, de una propuesta y si doy un paso atrás es para luego... pero no hace falta citar a quien lo dijo. Es claro que Gabino Rodríguez y su equipo tienen una importante capacidad de diálogo, tanto con su entorno artístico como con el público, y una fuerza creativa nada despreciable. Es evidente también su juventud biológica y teatral y su interés por considerar al hombre inserto en un proceso ecológico, histórico y político, aunque esto último esté lejos de partidismos reductivos. Falta aún contestar la pregunta final del espectáculo de cómo hacerlo, aunque esto implique básicamente el desarrollo, tal vez sobre las bases ya elegidas, de una estética de particularización del grupo. Se es lo que se hace, también en arte. Y el lenguaje se adquiere o se inventa a partir de las ruinas de los lenguajes anteriores. El camino es el correcto, los resultados atractivos pero aún titubeantes.

EN EL MISMO BARCO, de Lagartijas tiradas al sol. Con Gabino Rodríguez, Luisa Pardo, Jimena Ayala, Francisco Barreiro, Luis Rosales y Rocío Bengoa. Teatro La Capilla, Madrid 13, Coyoacán, 3095-4077. Martes, 20:00 horas. Loe. $100. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 70 mins. (Sur)