FICHA TÉCNICA



Título obra Historias de una hiena vacía

Autoría Edgar Chías

Dirección Mahalat Sánchez y Alberto Villarreal

Elenco Alejandro Morales, Beatriz Luna, María Luna

Espacios teatrales Foro La Gruta

Referencia Bruno Bert, "Historias de una hiena vacía. Dos monólogos, dos", en Tiempo Libre, 16 agosto 2007, p. 34.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

Historias de una hiena vacía
Dos monólogos, dos

Bruno Bert

Edgar Chías se muestra, a través de sus frecuentes estrenos, como uno de nuestros dramaturgos jóvenes más prolíficos e interesantes. Ahora, en La Gruta, he podido ver dos monólogos suyos reunidos bajo el nombre de Historias de una hiena vacía, que dirigen Mahalat Sánchez y Alberto Villarreal. Ambos están vinculados por el personaje evocado, dos versiones bien peculiares de Citemnestra, polémica esposa y asesina de Agamenón, el héroe de la guerra de Troya.

En el primer caso la historia –A su sombra– está ambientada en lo contemporáneo, en una especie de sótano, donde ella y Egisto –presente y actuante aunque sin hablar– planean luchan y se amenazan mientras arriba Agamenón y Casandra, "esperan" el cumplimiento de su sangriento destino. Aquí, el problema que se nos presenta es el manejo de la dirección, que tiene dificultades para ordenar el mar de las palabras, que terminan por abrumarnos, creando un ronroneo monótono que nos hacer perder parte de su sentido. El trabajo de los actores –Beatriz Luna y Alejandro Morales– no deja de ser interesante, pero sumamente necesitado de una intervención mucho más ordenadora de Mahalat Sánchez (con trabajos interesantes en su haber) para que podamos orientarnos de manera más contundente en esa catarata sonora. De esta forma es difícil separar las posibles carencias autorales del trabajo, de los inconvenientes de la dirección, sin embargo tiendo a pensar en lo dicho: una mano más clara y firme en manejo de actores y puesta posiblemente resolviera el problema.

El segundo –Serial– que cuenta con la misma actriz, en este caso acompañada de María Luna y un fantástico muñeco creado por Iker Vicente, con ciertas reminiscencias de Giger, es como retomar el personaje de manera complementaria desde un juego de sadomasoquismo, en el ambiente de una desmantelada cocina de un apartamento más o menos pobre. Y aquí todo se transforma, seguramente porque Villarreal se acerca al texto desde la perspectiva del cuerpo y la mutilación de los objetos, capaces ambos de intercambiar valores en medio de un clima ascendente y paranoico. Las palabras adquieren materialidad, los cuerpos tienen resonancias objétales y las cosas, es decir el plano de nuestro contacto con el mundo, adquiere filo y siembra una sensación de peligro, insania y dolor hasta impregnado todo. Y aquí sí entendemos cada palabra, incluso cuando no está dicha y se vuelve un movimiento en el espacio. El trabajo de las dos actrices es impecable y su manipulación del muñeco lo transforma en parte esencial del discurso escénico. El autor –no sé si interpretado o traicionado– está consubstanciado con la materia escénica. Allí todos escriben, y saben hacerlo.

Entonces, difícil trabajo el del monólogo, siempre dispuesto a negarse a sí mismo, a transformarse hacia diálogos o triálogos fantasmales que posiblemente dependen de su eficacia más del director que del mismo dramaturgo. Pero bueno, por aquí lo que vemos es a un escritor que arriesga en un discurso sobre el crimen, el deseo frustrado y una visión de la mujer capaz de bordear la misoginia, y a un par de directores que eligen caminos distintos y casi enfrentados, con una actriz muy dúctil como eje y un contexto pleno de sugerencias que a veces impactan y en otras nos dejan un tanto fuera del juego. Bien, material muy válido para un espacio experimental como La Gruta, donde se comparte de muy cerca y con unos pocos cómplices.

Nota de último momento: por circunstancias varias el grupo ha decidido dividir el espectáculo y presentar un monólogo a la vez. Primero, por cuatro semanas de mostrará Serial, y luego, por Otras tantas A su sombra. Le recomendamos entonces que averigüe cual se está mostrando en el momento que opte usted por ir.

HISTORIAS DE UNA HIENA VACÍA, de Edgar Chías. Dirs. Mahalat Sánchez y Alberto Villarreal. Con Alejandro Morales, Beatriz y María Luna. Foro La Gruta, Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn (MB Altavista); 3640-3139. Miércoles, 20:30 horas. Loc. $120. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Estacionamiento. (Sur)