FICHA TÉCNICA



Título obra La comedia de las equivocaciones

Autoría William Shakespeare

Dirección Alberto Lomnitz

Elenco Haydeé Boetto, Ricardo Esquerra, Gabriela Murray, Juan Carlos Vives

Espacios teatrales Teatro del Centro Cultural Helénico

Referencia Bruno Bert, "La comedia de las equivocaciones. Sólo jirones y fragmentos de Shakespeare", en Tiempo Libre, 12 abril 2007, p. 31.




imagen facsimilar

Referencia ElectrÓnica

Tiempo Libre

Columna Teatro

La comedia de las equivocaciones
Sólo jirones y fragmentos de Shakespeare

Bruno Bert

Mucho se ha escrito sobre la que habitualmente es considerada como la primera y más breve obra de Shakespeare, inspirada en una vieja comedia romana de Plauto, pero el hecho es que no suele ser muy convocada, y sólo de tanto en tanto tenemos oportunidad, como ahora, por ejemplo, de ver en un escenario una versión de La comedia de las equivocaciones. En este caso ha sido llevada a escena por Alberto Lomnitz con la Liga Mexicana de Improvisación (LIMI), como su primer espectáculo no improvisado, en el escenario del teatro Helénico.

Aquí habría que hacer algunas salvedades. En primer instancia, así como Shakespeare se fusiló el argumento de Plauto y lo adaptó libremente, así también el grupo mencionado rehizo totalmente el material original hasta el extremo de que Shakespeare es apenas una sombra de fondo y un resonante nombre para el frente: ni son la misma cantidad de personajes, ni se mantiene el número de escenas, ni mucho menos se conserva el texto del autor inglés, salvo jirones y fragmentos a lo largo del sucederse de las aventuras, aquí ligadas con circunstancias contemporáneas si la anécdota lo permite. Bien, nada de eso me parece mal ya que en definitiva todo texto no es más que un pretexto para la obra en el escenario y es el resultado el que debe hablar por sí mismo. Sobre todo tratándose de un clásico. Sin embargo, creo que ameritaría un "versión libérrima" o "basado en una obra de...", "inspirado en...", o cosa por el estilo, en lugar de endilgarse a Shakespeare lo que de Shakespeare bien poco tiene. Lo que hace que cuando alguien va a verla de manera escolarizada (me tocó coexistir con dos escuelas en la platea) se equivoque y elogie de los resultados a quien no corresponde. Al César lo que del César y etc. También para los errores y las simplificaciones desmedidas a las que se recurren por momentos. Digamos que estoy de acuerdo –pero de manera abierta y no como chiste al pasar– con lo que dice el programa de mano, que atribuye la obra a Wllm Shkspr, así, tal cual.

La escenografía e iluminación corresponden a Matías Gorlero, un creador que habitualmente acompaña a este grupo, y se basa esencialmente en dotar a los actores de grandes cubos giratorios con puertas, que permitan las infinitas entradas, salidas y pérdidas por el camino, que la trama va marcando para la inverosímil pero divertida historia de los dos gemelos idénticos que tienen a su vez como criados a otros dos de la misma condición. Digamos que se trata de una escenografía un tanto elemental pero indudablemente muy eficiente, que permite una puesta prácticamente bidimensional, donde todo pasa al 'frente como un juego de magia en el proscenio de un escenario de pueblo.

Y allí vemos a Juan Carlos Vives, Carlos Aragón, Fernando Becerril, Haydeé Boeto, Ricardo Ezquerra y Gabriela Murray asumiendo a todos los personajes... al menos los convocados, y hasta con cierto chiste sobre el punto clave de la obra, que es ver a los cuatro personajes, hacedores de tantos equivocaciones, juntos finalmente... pero el director, un tanto insólitamente, nos hace un juego de escamoteo, se ahorra algunos actores y... bueno, pero ya la verá si así lo decide. Creo que todos son altamente profesionales pero los resultados terminan por estar un paso más acá de lo que cabría esperar de ellos. Así, tanto la puesta como sus contenidos, está mucho más abocetada que desarrollada y resulta más chistosito que humorístico, como ejemplifica ese reiterado texto sobre la "a-cogida" esperada por el joyero.

En definitiva, un buen divertimento montado por gente que sabe trabajar. Pienso sin embargo que el material da para más y sus creadores también. Y esto sin falsas solemnidades académicas.

LA COMEDIA DE LAS EQUIVOCACIONES, de William Shakespeare. Dir. Alberto Lomnitz. Con Haydée Boetto, Ricardo Esquerra, Gabriela Murray' y Juan Carlos Vives. Teatro del Centro Cultural Helénico, Revolución 1500, Guadalupe Inn (I71B Altavista), 3640-3139. Miércoles y jueves, 20:30 horas. Loc. $120. Sistema Ticketmaster, 5325-9000. Adolescentes y adultos. Duración aproximada 80 mins. (Sur)